Periódico Informativo Oftalmológico - PIO

El Periódico informativo Oftalmológico (PIO) fue un boletín impreso que se editó desde mayo de 2002 hasta junio de 2012.

A lo largo de sus 101 números, se pueden recorrer las noticias más importantes de la institución y de las distintas sociedades y cátedras del país.

Los 2000 periódicos impresos que integraban cada edición se enviaban por correo a hospitales, clínicas y sociedades de oftalmología de todas las provincias del país.

También se contaba con una versión electrónica que se enviaba a la base de datos del Consejo en formato PDF, desde el año 2006 en adelante.

A mediados de 2012, se decidió discontinuar el PIO para encarar proyectos mejor adaptados a los formatos y las necesidades que emergieron a partir de la explosión de Internet y las redes sociales.


Historia

La crisis financiera y política de 2001 dejó al país en llamas. Varios hechos lamentables lo azotaron en cuestión de semanas: depósitos incautados, una seguidilla de renuncias al sillón presidencial, cerca de 40 muertes, escaso o nulo poder de financiación y una población acechada por la pobreza. Ninguna institución resultó indemne de dicho proceso; el Consejo Argentino de Oftalmología no fue la excepción.

El Dr. Ricardo A. Dodds culminó su segunda presidencia días después del estallido de la crisis, dejándole el puesto al electo Dr. Julio Manzitti. La situación que enfrentó este último no fue la ideal: la profunda inseguridad acerca del futuro lo obligó a tomar medidas con el objetivo de garantizar la continuidad institucional. En ese contexto, se decidió discontinuar temporalmente la impresión del órgano de difusión del Consejo, la revista Médico Oftalmólogo (MO).

Pero la necesidad de mantenerse en contacto con los colegas no desapareció junto con la suspensión de la impresión de esta revista. Bien al contrario, la situación general reclamaba de la comunidad oftalmológica una cohesión superior a la necesaria en tiempos tranquilos. Los oftalmólogos debían mantenerse alertas y en contacto, ya que la falta de comunicación podía tener resultados profundamente adversos para sus intereses. Internet ya era una realidad en aquel entonces, pero no alcanzaba los niveles de penetración que serían comunes a nuestra sociedad una década después. La solución tenía que aparecer por otra vía.

La necesidad de un medio como el Periódico Informativo Oftalmológico estaba latente y su concreción -según cuentan quienes compartían el día a día del Consejo en aquellas épocas-, se gestó desde varios espacios a la vez. El Lic. Jorge Martins, bibliotecario de la institución, recuerda una charla con las autoridades del Consejo donde se reconoció la necesidad de “no perder el contacto con el socio”. El periodista Christian Boyanovsky, redactor del MO, analizó varias salidas junto a los integrantes del Comité Ejecutivo. Pero fue el Dr. Mario Saravia quien, finalmente, tomó la decisión de crear un boletín informativo que renovase los lazos con los colegas de todo el país. Las características que debía cubrir dicho proyecto eran simples: debía ser un medio económico, ágil, que pueda distribuirse en todo el país y que demostrara capacidad de transmitir una gran cantidad de información en poco espacio. El boceto de la revista corrió a cargo de Christian Boyanovsky –quien ocuparía el cargo de editor durante varios años- y el maquetado a cargo del diseñador Pedro Campaña. Pocas semanas después, se imprimió el primer número del PIO.

El primer PIO tiene pocas diferencias con el que se imprime en la actualidad. Sólo se modificaron el logotipo de tapa y la distribución de algunas de sus notas. Pero el espíritu con que fue creado siempre se mantuvo: distribuir información social, institucional, gremial y de actualidad orientada a médicos oftalmólogos argentinos, dejando de lado el material de divulgación científica, que hoy por ejemplo se reparte entre las revistas MO y Oftalmología Científica y Experimental (OCE).

Los primeros números del PIO muestran rastros del clima de época: declaraciones de zonas de conflicto, problemas de honorarios médicos, inconvenientes con los insumos en los distintos hospitales del país, etc. Con el paso de los años, a medida que la situación del país cambió de color, el PIO empezó a poblarse de notas con campañas solidarias en las provincias, novedades en la propuesta educacional del Consejo, opiniones de médicos sobre temas candentes, información de congresos y mucho más.

El PIO se mantuvo en pie durante 12 años, a pesar de la oportuna reedición de la revista MO, del avance de las páginas web y del surgimiento de las redes sociales, que le empezaron a disuputar los espacios. El Consejo decidió discontinuar su impresión en julio de 2012, tras 101 números. En sus páginas quedan registros de la visda institucional de la instituión y de cientos de noticias relacionadas con la subespecialidad a lo largo de su abultada trayectoria. Fueron sus editores los periodistas Christian Boyanovsky Bazán, Sol Peralta y Fernando Guzmán.